Fundada en 1897, Bodega Lagarde fue adquirida en el año 1969 por la familia Pescarmona, quien le imprimió un sello que marcaría su identidad de bodega familiar productora de vinos de alta gama, tanto en la Argentina como en el resto del mundo.

Entre las décadas del ‘80 y del ‘90 Lagarde se dedicó a profundizar el estilo y la calidad de sus vinos. La innovación siempre fue un pilar fundamental, resultando en ser los primeros productores en plantar en Latinoamérica cepas no tradicionales como el Viognier o el Moscato Bianco, con el objetivo de lograr vinos con un estilo propio de la bodega. Desde entonces se elaboran vinos con un toque artístico y creativo por parte del enólogo, Juan Roby, quien junto a los dueños hacen del proceso productivo un verdadero culto al vino.

Hoy, la bodega es liderada por las jóvenes Sofía y Lucila Pescarmona, tercera generación de la familia, quienes continúan incansablemente con el proyecto de crear vinos únicos que tengan un perfecto balance entre el pasado que perdura y la proyección hacia el futuro. Todo ello acompañado de un fuerte compromiso sustentable con nuestra tierra y su gente.

Sus dueñas Sofía y Lucila Pescarmona responden

¿Podría contarnos sobre cómo la familia Pescarmona llega a ser propietaria de su Bodega?
La familia Pescarmona llega a la industria del vino de suerte. El propietario anterior de la Bodega se quedaba sin descendientes y se la ofrece vender a nuestro abuelo Luis Menotti Pescarmona al final de los años 60 con la condición de que la iba a manejar hasta que fallezca. Así fue que hicieron un pacto y, en el año 1973, los Pescarmona entran a la industria vitivinícola. Históricamente una familia ligada a la industria metalmecánica, hoy el vino es una parte importantísima de la vida de la familia desde los años 70 y la actividad principal de nosotras, Sofia y Lucila.

¿Qué características tienen los vinos de su Bodega?
Nuestros vinos tienen la característica de ser los vinos que nos gusta hacer y tomar a nosotros. Son vinos amables, elegantes y gastronómicos. Los pensamos para ser maridados con excelente comida y grandes amigos. A su vez, buscamos que sean vinos de guarda, nos interesa ver su evolución a lo largo de los años.

¿Qué planes tienen para el futuro?
Consolidar Lagarde como una de las pocas Bodegas Familiares de producción limitada y de alta calidad, mejorando los vinos fieles a nuestro estilo y terroir con miras a hacer vinos inolvidables y accesibles.

¿Qué vinos de Argentina y otras partes del mundo le recomendaría probar a los miembros de In Wine?
De Argentina nos gusta mucho el Semillón de Mendel, la Bonarda de Matias Mayol, el Sauvignon Blanc de Pulenta Estate. ¡Hay muchos que nos gustan! Es difícil enumerar a todos. Del mundo nos gustan los vinos italianos del Piemonte como el Nebbiolo o Barolo, y siempre nos sorprenden los Pinot Noir de Borgoña.

¿Qué sugerencias les harían a nuestros miembros para que puedan aumentar sus conocimientos en el mundo del vino?
¡Que sigan tomando! El aprendizaje es tomar mucho para entender qué le gusta, los estilos etc. También que compren vino y lo guarden para ver la evolución de los mismos. Esto es difícil por el espacio, pero es muy gratificante tener la paciencia de esperar a los vinos para tomarlos en su potencial máximo.

 

 

Comprá los vinos de Bodega Lagarde en nuestra Tienda Online.

 

Suscribite a nuestro Club de Vinos premium para descubrir Bodegas como estas todos los meses en tu domicilio.