La bodega A16 nació en un terruño comprado por la familia Cartellone; se llamaba "La Perla” porque no caía granizo, su inclinación ayudaba para que no sufriera las heladas y sus vides se daban majestuosas. Arrancaron de cero con una finca abandonada y decidieron hacer algo distinto que los motivara día a día, por lo que cambiaron la inclinación de las plantas por sugerencia técnica, ya que de esta forma podían bajar un grado el nivel alcohólico, para poder lograr más armonía en la estructura del vino y una maduración óptima. Este proyecto está pensado para servir al público local como turistas. Tienen parques y jardines, combinados con obras de arte de artistas mendocinos. Hoy funciona un pequeño restó para los visitantes. El futuro es aún más prometedor ya que tienen programados tres restoranes temáticos y un hotel de cuarenta habitaciones, una cancha de polo y usos múltiples, un museo de arte americano y la bodega propiamente dicha.

 

Su dueño Gerardo Cartellone Responde 

 

¿Cómo surgió su interés por la industria vitivinícola?

 Este interés por el vino creo que está en mi ADN, desde mi bisabuelo en Sicilia que tenía viñedos. Después mi abuelo en Argentina se dedicó a la construcción, construía bodegas y terminó teniendo sus propios viñedos.

Papá continuó la tradición y siguió haciendo vino. Construyó la bodega más grande de Argentina (110 Millones de litros), exportaba vino y jugo de uva al mundo.

Yo trabajaba en el grupo y pasé a hacerme cargo de Viñas Argentinas donde desarrollé mi primer proyecto enológico que, afortunadamente, fue muy exitoso. Posteriormente lo vendimos con muy buena utilidad.

Mi segundo proyecto fue principalmente para enseñarles y dejarles a mis hijos este legado, ya que me había picado el bicho de hacer vino. Se lo dejé equilibrado y funcionando a la madre de mis hijos y comencé mi tercer y actual proyecto (A16) desde cero con toda la pasión y la estabilidad que representa la experiencia de lo hecho.

 Hago lo que hago por sangre, por el aprendizaje, por la integración de las especies en la naturaleza, por el contacto con la madre tierra que nos humaniza y muestra su grandeza.

Camino semanalmente la finca buscando la forma de mejorarla.

En A16 me acompaña un equipo de jóvenes profesionales apasionados con el firme deseo del éxito.

 

¿Podría contarnos sobre su trayectoria empresarial?

 Trabajo desde los 9 años en las empresas de mi familia como cadete, tractorista, compras, proyectos, cotizaciones, dirección, fui aprendiendo el manejo completo dentro del grupo. Me capacité en diferentes áreas también en empresas externas multinacionales en el país y el exterior. 

Trabajé en metalmecánica, donde comencé desde cero, cometí muchos errores... (era la forma que tenía de enseñarnos mi padre), tuve que crecer solo, ganarme el respeto de la gente con la que trabajaba.

Aprendí a trabajar en empresas con socios y a encabezar equipos.

 

¿Qué características tienen los vinos de su Bodega?

Nuestros vinos descansan con música las 24 hs del día, se caracterizan por el cuidado, la tecnología, el privilegio de la ubicación, la atención,  la pasión y sobre todo el “AMOR POR EL VINO” que todos en equipo ponemos. Nuestra bodega garage tiene todo lo de una bodega grande en pequeño. Realizamos nuestros vinos en forma gravitacional, la fermentación comienza en el interior del grano en nuestros tanques de acero inoxidable con temperatura controlada, donde realizamos un proceso artesanal para lograr su máxima expresión. Tenemos tres líneas (Apogeo, Auge, Punto Ar) con diferentes características y estamos en permanente trabajo en el desarrollo de nuevos productos. 

 

¿Qué planes tiene para el futuro?

Nuestra intención es crecer, aprender, ser los mejores en malbec.

Que nuestros proyectos sean visitados y queridos tanto por turistas como por mendocinos.

Que la competencia siga mejorando nuestros vinos.

Y podría continuar con la lista pero… necesitaría más de una tarde….(risas)

  

¿Qué vinos de Argentina y otras partes del mundo le recomendaría probar a los miembros de IN WINE?

Recomendaría Sauvignon Blanc, Malbec, Merlot, Cabernet Sauvignon. Cada uno tiene cualidades diferentes, aconsejaría que prueben los vinos de las pequeñas bodegas que trabajan en forma artesanal con vinificación personalizada en caldos de vino, esto es lo importante para mí.  

En el mundo del vino la competencia y la cultura ha hecho un trabajo de excelencia, todos los vinos han mejorado: Napa Valley, Sudáfrica, Australia, Europa. Lo importante es que cada uno encuentre el suyo y no esté condicionado. En mi experiencia los mejores siempre los he descubierto por casualidad y en la experiencia de la búsqueda he encontrado la verdadera diversión.

 

¿Qué sugerencias haría a nuestros miembros para que puedan aumentar sus conocimientos en el mundo del vino? 

Probar, probar y probar... distintas marcas de bodegas pequeñas, siendo libres de experimentar hasta vibrar.

Probar aromas, ya que el vino empieza por el olfato y actúa enviando mensajes a la parte más primitiva de nuestro cerebro donde se estimulan las emociones y memorias, donde se modifican los pensamientos conscientes. Tienen acceso a recuerdos que nos traen a la memoria personas, lugares o situaciones relacionadas con estas sensaciones.

Hacer cursos, capacitarse, en Mendoza el INTA realiza cursos de cata muy completos.

¡Y lo más importante! Siempre beber en compañía, ¡el vino es para compartir y brindar!

 

 

Comprá los vinos de A16 en nuestra Tienda Online.

Suscribite a nuestro Club de Vinos premium para descubrir Bodegas como estas todos los meses en tu domicilio.